¿Un refresco de cola para el susto? Piénsalo dos veces, advierten especialistas de la UNAM

Es común escuchar que después de un susto un refresco de cola es la mejor solución para despejar el sentimiento de aprehensión. Sin embargo, este popular paliativo puede dejar secuelas a corto y largo plazo en el organismo, sin ofrecer una solución adecuada al problema, advierten especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Mariana Valdés, jefa de la carrera de Nutriología en la Facultad de Estudios Superiores (FES) Zaragoza, explicó en entrevista que puede ser contraproducente tomar refresco de cola después de un susto, ya que estas bebidas están cargadas con cafeína y azúcares.

“Al estar en un estado de estrés, de alerta o de ansiedad (después de un susto), estas sustancia causan que no regresemos pronto al estado basal, sino que continuemos con el estrés”.

Mariana Valdés, jefa de la carrera de Nutriología

El refresco de cola genera dopamina

La especialista comentó que muchos de los alimentos procesados y los refrescos pueden generar neurotransmisores como la serotonina o la dopamina, que hacen que una persona se sienta bien; sin embargo, no es la única forma de obtenerlos, pues “tenemos otras opciones que, además, no tienen calorías: hacer ejercicios de respiración, que podamos mantener una respiración constante, que estemos conscientes del momento, el llamado mindfulness”, añadió.

Por su parte, Judith Salvador Cruz, profesora y experta en Neuropsicología de la FES Zaragoza: “Todas las bebidas gaseosas o refrescos son dañinos. El azúcar te afecta, no sólo a nivel metabólico, en el páncreas o hígado, también porque toda la llegada de la información que tenemos para alimentar y nutrir al organismo, incluido el cerebro, se debe procesar a nivel sanguíneo.

“Si una carga tan fuerte de azúcares llega al cerebro puede ser contraproducente y puede afectar muchísimo más a la larga. No solamente trae problemas de metabolismo, sino también funcionales en cualquiera de los sistemas neurológico, cardiovascular, o a nivel estomacal, de hígado o páncreas, también a nivel de las funciones cognitivas. Tengamos una educación para la salud de no consumir tanta azúcar”.

Judith Salvador Cruz, profesora de la FES Zaragoza

Los efectos de la cafeína en el cuerpo

Sobre la cafeína, que igualmente se incluye en el refresco de cola, Salvador Cruz subrayó que también afecta, pero sus efectos son diferentes en cada organismo y varían dependiendo de los niveles de consumo de cada paciente.

Respecto a este punto argumentó: “Todos los extremos son malos, hay que conocerse a sí mismo. Hay personas que dicen: ‘no me tomo un café o un refresco de cola por nada del mundo, porque no puedo dormir’.

Dentro de los síntomas que pueden sentir algunas personas son:

  • Agitación
  • Ansiedad
  • Taquicardia
  • Y con el refresco de cola, vómito y diarrea

La universitaria concluyó que los efectos de este consumo son palpables a largo plazo y lo comparó con las estalactitas, las cuales se forman gota a gota a través de los años. Antes de destapar un refresco, sugirió la docente, lo más adecuado es aprender técnicas de relajación para poder tranquilizarnos.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *