Estrenan trabajadores de La Ronda nuevas instalaciones para brindar un mejor servicio

Se invirtieron 80 millones de pesos en la primera etapa, para la segunda se estima serán 70 mdp

Después de décadas de abandono por autoridades delegacionales anteriores, durante las cuales se acrecentaban las condiciones precarias y de vulnerabilidad en que se encontraban  más de 600 trabajadores del Campamento La Ronda, ha sido concluida la primera etapa de rehabilitación para la cual se invirtieron 78 millones de pesos, en una obra  que se realizó bajo licitación.

Previo a la inauguración del lugar, a realizarse este 10 de mayo, el Jefe Delegacional realizó un recorrido, acompañado por su esposa, María de Jesús Pérez y el Director General de Obras y Desarrollo Urbano, Humberto Chavarría Echartea.

“Eran ruinas, incluso había recomendaciones de la Comisión de Derechos Humanos por la situación en que los trabajadores realizaban su actividad, había un peligro latente de que en cualquier movimiento telúrico o cualquier lluvia excesiva podían caerse los  techos, además de que los trabajadores se quejaban al sentirse expuestos”, dijo Monreal Ávila.

Chavarría Echartea describió que en la primera etapa se construyeron cuatro módulos de 940 metros cuadrados por cada uno, mismos que ya se encuentran listos con mobiliario y equipo de cómputo nuevo.

“A partir de mañana se cambiarán alrededor de 400 de los aproximadamente 650 trabajadores  que existen en todo el campamento. Se demolerá la otra parte para hacer otros tres módulo, además de que habrá espacio de estacionamiento, maquinaria, y diversos talleres que atenderán lo que requiere el mantenimiento de la ciudad”, anunció Monreal Ávila.

De esta forma, las nuevas instalaciones cuentan con oficinas, baños, regaderas, dormitorios, comedor, bodegas, talleres y patio de maniobras, principalmente, para los trabajadores adscritos  a la Dirección de Mantenimiento de Infraestructura Pública, responsables de los servicios de desazolve, reparación de fugas de agua, suministro de agua potable en pipas, mantenimiento a edificios públicos, bacheo, repavimentación y aplicación de pintura en fachadas, entre otros.

Las regaderas, y dormitorios se construyeron pensando en aquellos trabajadores que atienden emergencias durante las 24 horas.

El Jefe Delegacional añadió que hay otra parte próxima a demoler para hacer otros tres módulos más que servirán incorporar a los trabajadores que faltan y forman parte de Servicios Generales, para esta segunda fase se invertirán 70 millones de pesos.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *