Agentes de Investigación de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) catearon un domicilio del municipio de Tultepec, el cual está ubicado a un costado del inmueble donde el pasado 11 de octubre fueron localizados los cuerpos de cinco integrantes de una familia.

Esta búsqueda fue autorizada por un Juez Especializado en Cateos y Órdenes de Aprehensión en Línea, luego de que el Ministerio Público presentó pruebas suficientes de que en este inmueble se podrían encontrar indicios que lleven al esclarecimiento del homicidio.

En el lugar, Policías de Investigación encontraron un pantalón y dos pares de calzado de hombre, a los cuales personal de la Coordinación General de Servicios periciales aplicó pruebas de luminol, mismas que arrojaron resultados positivos para rastros de sangre; estas prendas fueron trasladadas a instalaciones de la Fiscalía General, donde se les realizan los exámenes de genética correspondientes.

  • El Dato: Los cuerpos de los cinco integrantes de la familia fueron encontrados semienterrados en el patio.

También fueron hallados restos de sangre en un cuchillo de hoja metálica con mango de plástico, que, de igual manera, fue asegurado y embalado para su análisis respectivo. En el inmueble no había personas al momento de realizar el cateo; el lugar quedó asegurado por esta institución y con resguardo de la policía preventiva.

Con las diligencias realizadas hasta el momento y los indicios encontrados durante esta inspección el Ministerio Público ha identificado a un posible partícipe de estos hechos, por lo que solicitará a la Autoridad Judicial la orden de aprehensión respectiva, la cual, una vez que sea otorgada, será cumplimentada por Agentes de Investigación.

La Fiscalía General de Justicia del Estado de México informó que agentes de investigación encontraron los cuerpos la noche del miércoles, en un espacio de nueve metros cuadrados en la parte trasera de la casa. Estaban cubiertos con bolsas de plástico, cobijas y semienterrados.

Luego de los peritajes, la entrada a la casa estuvo acordonada y afuera un policía mantuvo la custodia en su patrulla y, de acuerdo con testigos, se vio a la familia el pasado 5 de octubre por última vez y cinco días después se abrió una carpeta de investigación.

La casa se ubica en el fraccionamiento Hacienda del Jardín II, en la privada Parque Tamarindos de dicho municipio. Según algunos testimonios, la Procuraduría del Estado de México ya tenía conocimiento de la desaparición de esta familia, integrada por un matrimonio, un hijo varón y dos niñas menores de edad.